El por qué del puente trasero de Manitou
16 Oct
El por qué del puente trasero de Manitou

Sin duda una de las características más peculiares de Manitou es su llamado "puente trasero". En castellano le solemos llamar "puente", aunque en inglés se refieren a él como "arch". Se trata de una característica patentada por la firma amerciana, y que consiste en que la unión superior de las dos botellas de la horquilla se ensambla por detrás de las barras en orden de marcha, y no por delante.

A primera vista esto puede provocar una sensación extraña. Puede hcerte pensar que la horquilla se ha montado al revés, o que puesta así no va a funcionar bien. De hecho, hay algunas ideas erróneas que pueden surgir de ver una horquilla de puente trasero.

La primera de ellas es pensar que hay menos espacio útil entre la horquilla y el cuadro, y que ésta puede llegar a tocar al chasis de nuestra bici. Nada más lejos de la realidad. La distancia del punto más cercano de la horquilla al tubo diagonal del cuadro viene determinada por dos medidas, por un lado, lo que llamamos la altura de la "corona" de la horquilla, que es la pieza que une la parte superior de las barras y el tubo de dirección; y complementariamente a ésta, la distancia de los diales de las partes superiores de las barras de la horquilla con respecto al tubo del cuadro, cuando la horquilla se gira 90º. El puente, sea trasero o delantero, nunca va a superar esta distancia.

Por otro lado, a primera vista se puede pensar que hay menos distancia del neumático al puente trasero, en comparación a que este puente fuera montado por delante. También es falso. El diseño del puente trasero permite mantener la misma distancia al neumático que si fuera un puente delantero. O incluso más, o menos si se quiere, pero... depende siempre del diseño y la altura que se le da al puente, y no del mero hecho de que sea delantero o trasero.

De hecho, nosotros diseñamos nuestro puente trasero "reverse arch" atendiendo a todas las especificaciones ISO referentes a las cubiertas, y teniendo en cuenta las deficiencias que pueden presentar los neumáticos, la desviacion admitida en las gomas por los distintos fabricantes, y las situaciones en las que las ruedas pueden presentar determinados fallos, para asegurarnos de que no da problemas.

Y, ¿cuáles son las principales ventajas, además de darnos la personalidad característica de las horquillas Manitou? Pues son varias las ventajas, empezando porque la rigidez es igual o superior al localizar el puente por detrás, pero con menor peso.

Situando el puente en la parte trasera de la horquilla logramos un arco que tiene menor altura comparándolo con uno frontal, a igualdad de distancia al neumático, lo cual supone menor empleo de material, que se usa más eficientemente y repercute en mayor robustez.

Además, nuestro puente trasero aporta protección para las barras y para los retenes, protegiéndolos de la suciedad y de los impactos del material desprendido del movimiento de la rueda delantera. Mientras que un puente traicional se convierte en un depósito de suciedad y un lugar donde se puede almacenar el polvo y los resíduos, el puente trasero de Manitou se convierte un una barrera para todos estos materiales, contribuyendo a mantener mas limpia tu horquilla, y una horquilla más limpia rinde mejor.

Por último, el diseño de puente traseto ayuda y favorece un mejor guaido del cable de freno delantero. El guaido del latiguillo por el puentra trasero y por la parte posterior de la corona lo protege de los impactos, despejando la parte delantera en la que ya se nos acumulan demasiados cables.

Y esta es una de las muchas patentes que posee la marca Manitou, y que hacen de ella una marca especial que pone la calidad y el rendimiento por encima de valores estéticos.

Echa un ojo a toda la gama de horquillas Manitou: VER HORQUILLAS

Leave a Comment

* Type Code

Opciones demo

Newsletter